Home  /  Destinos favoritos   /  Venecia: el destino más escogido por los bemundiers en enero

No hace falta ser viajero experto para haber oído alguna vez que Venecia es una de las ciudades más bonitas del mundo. Y es que hasta los Hombres G le dedicaron una canción hablando de sus míticos jerseys a rayas y haciendo referencia a su mafia italiana. Y es que aunque Venecia no se parezca en nada a Sevilla, también tiene sin duda un color especial. Paseos en góndola, pizzas y helados en casi todas las esquinas y mucho romanticismo. Pero todavía te queda mucho por descubrir; hoy te revelamos 5 curiosidades de esta ciudad italiana que seguro desconocías.

 

1. ¿Cuánto pesa una góndola?

 

 

Visitar Venecia y no subir a una góndola es como ir a París y no ver la torre Eiffel. Pero, ¿sabías que una góndola mide 11 metros de largo y pesa 600 kg? Además todas están hechas a mano por artesanos italianos. Si visitáis la ciudad, no os perdáis el Squero (astillero) de San Trovaso, donde varios maestros de la artesanía siguen fabricando góndolas con sus técnicas antiguas.

 

2. ¿Qué idioma se habla?

 

Está claro que el italiano es su lengua por excelencia, pero no siempre ha sido así. Hasta 1866 Venecia formaba parte de Austria, y se hablaba francés y alemán. ¿Imaginas un gondolero recitando versos en alemán mientras te ofrece un frankfurt, o te recomienda una “boulangerie” para desayunar?

 

3. No es tan sencillo andar por todas sus calles.

 

Para viajar a Venecia necesitas un buen par de zapatos y mucha energía, porque se anda a base de bien. Pero debes saber que su calle más estrecha es la calle Varisco, y mide tan solo 53 centímetros de ancho. ¿Tienes el valor para pasear por ella? Si lo haces, que no sea después de comer… 

 

4. Tiene muérdago particular.

 

Si vas en góndola con tu pareja y pasas por debajo del puente de los suspiros, no lo pienses dos veces y sorprende a tu media naranja con un beso de lo más romántico. Dicen que toda pareja que se bese bajo dicho puente, tendrá amor eterno.

 

5. Prohibido pedalear.

 

Sí, lo que lees. En esta ciudad italiana están prohibidos las bicicletas. La única forma de moverse es a pie o por agua. Aunque lo cierto es que las bicicletas tampoco serían muy útiles,  ya que las calles son muy estrechas y hay muchos puentes con peldaños.

Tanto si has visitado Venecia como si todavía lo tienes pendiente, haz tus maletas cuanto antes porque parece que está subiendo el nivel del mar y le quedan dos telediarios. No esperes a verla en una inmersión submarina y…¡aprovecha ahora, que es temporada baja!

No hay comentarios

LEAVE A COMMENT

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.